Lapices Acuarelables

Mostrando 13 productos.

Mostrando 1-13 de 13 article(s)

Filtros activos

Estuche metálico Goldfaber Aqua de 24 lápices...

25,00 € 18,75 € -25%
Vista rápida

Estuche metálico Goldfaber Aqua de 36 lápices...

38,99 € 29,24 € -25%
Vista rápida

Caja metal prismalo 18 colores caran d'ache acuarelables

47,90 € 35,93 € -25%
Vista rápida

Caja metal prismalo 30 colores caran d'ache acuarelables

80,55 € 60,41 € -25%
Vista rápida

Caja metal prismalo 40 colores caran d'ache acuarelables

110,80 € 83,10 € -25%
Vista rápida

Lapiz acuarelable Caran D Ache Prismalo colores sueltos

Desde 2,50 € 2,25 € -10%
Vista rápida

Caja Bruynzeel Design 48 Lapices Acuarelables

56,00 € 44,80 € -20%
Vista rápida

Caja Bruynzeel Design 24 Lapices Acuarelables

28,00 € 22,40 € -20%
Vista rápida

Estuche metálico Goldfaber Aqua de 48 lápices...

49,99 € 39,99 € -20%
Vista rápida

Estuche metal 48 lápices color Acuarelables triangulares...

46,97 € 35,23 € -25%
Vista rápida

Estuche de metal 36 lápices Acuarelables triangulares...

36,30 € 27,23 € -25%
Vista rápida

Estuche de metal 24 lápices Acuarelables triangulares...

23,96 € 17,97 € -25%
Vista rápida

Estuche de metal 12 lápices Acuarelables triangulares...

11,98 € 8,98 € -25%
Vista rápida

El lápiz de color, maravillosa herramienta que tiene sus orígenes en la Antigua Grecia, y que nació con aspecto de barrita de cera para escritura y que en el siglo XIX se convirtió en un objeto cotidiano que ya se fabricaba con la misma apariencia con la que ha llegado a nuestros días. Aunque en su origen su uso quedaba limitado para comprobar y marcar, ha acabado siendo de uso Artístico por su formato y practicidad, elegido por muchas disciplinas y al alcance de todos los públicos. Son de una apariencia preciosa, con una gama de color infinita, muy fáciles de usar y extremadamente agradables.

En 1924 Caran d'Ache y Faber-Castell inventaron los lápices de color artísticos y fueron los primeros en producirlos y fabricarlos. Más tarde otras marcas se sumaron a la fabricación de esta genial herramienta, que conserva todas las características de origen aún hoy en día. En Pincolor somos conocedores de estos datos y por ello ofrecemos estas dos marcas a nuestros clientes, siendo las referentes en cuanto a calidad y precio en el mercado mundial, y en nuestra web las pueden adquirir en todos los formatos, tanto en estuches de colores variados como en formato individual o unicolor.

Los lápices acuarelables son como mágicos, conocidos como lápiz de acuarela, lápices solubles al agua, ( water soluble pencils, watercolour pencil )  son lápices que se pueden convertir en acuarela si los activamos con pinceles húmedos. Pero también se pueden utilizar en seco y usarlos como lápices de color normales. Aunque se parecen a los lápices de color comunes, tienen la particularidad de transformarse instantáneamente con un pequeño toque de agua, pasan de ser linias o marcas a ser manchas vibrantes de acuarela. Por estas características son elegidos para muchas disciplinas: Ilustración, Diseño, Dibujo, Caligrafía, Cómic, Manga, Sketching, Scrapbooking, Urban Sketching, Ilustración científica, Ilustración infantil, Diseño de Moda....

La Diferencia principal entre el lápiz de color común y el acuarelable es su composición. Los aglutinantes que se usan en su fabricación son solubles al agua, y no base oleaginosa como los colores normales. Esto hace que los colores se extiendan como la pintura de acuarela cuando se aplican con agua, pero también los hace más difíciles de mezclar sin el uso de esta. 

Los conocemos como acuarelas en forma de lápiz, pero los lápices de acuarela tiene diferencias claramente marcadas respecto a la pintura de acuarela y al mismo tiempo nos ofrecen unas ventajas y características que los convierten en la mejor opción para usarlos solos o mezclados con otras técnicas:

Secado más rápido. Al depositar cantidades mínimas de pigmento en el papel debemos trabajar rápidamente cuando aplicamos el agua.

Los lápices de acuarela son muy fáciles de usar, ligeros y portátiles. Por ello es el complemento perfecto del Artista dibujante viajero o Sketcher.

Los podemos utilizar tanto como lápiz de color normal en seco como acuarelable indistintamente. Es un 2 en 1.

Textura. A menudo es imposible eliminar completamente todas las marcas de lápiz de nuestro proyecto, pues dejan un rastro de línia, que a su vez forman parte de su encanto, aportan textura y ayudan a distinguir ambas técnicas.

Facilitan el trabajo minucioso y el detalle. Como se pueden afilar, los lápices de acuarela permiten agregar detalles finos que son difíciles de lograr con un pincel y que pueden ser demasiado contundentes si se agregan con tinta.

Mix perfecto entre Pintura y Dibujo. Podemos conseguir un aspecto híbrido único activando algunas partes de un dibujo y dejando otras secas.

Cremosidad y cubrición. Los lápices de acuarela pueden cubrir un área más grande del papel con mayor facilidad que los lápices de colores típicos.

La aplicación del lápiz acuarelable como pintura es muy similar a la de la acuarela:

  • La primera forma es aplicar un color, activarlo y dejar que se seque antes de aplicar y activar otro color sobre él. Esto es similar a las capas con pintura de acuarela en que los colores en realidad no se mezclan. En cambio, el color subyacente se muestra a través del color en la parte superior para producir un nuevo tono. Este método de estratificación es más propenso a dejar bordes duros entre los colores y puede llevar mucho tiempo ya que debe esperar a que cada capa se seque
  • La segunda forma de aplicar capas con lápices de acuarela es aplicar varios colores secos uno sobre otro antes de activarlos con agua. Este método es más rápido que la técnica anterior y combina los colores más a fondo para que los tonos individuales no se vean. El efecto puede ser menos matizado que humedecer entre cada capa, pero es una excelente manera de mezclar un nuevo color.

Para trabajar la mezcla fusionamos o aguamos el color, y esto permite realizar transiciones suaves entre colores cercanos. Después de haber aplicado el color, usamos un pincel húmedo para extender el tono más claro al color más oscuro hasta conseguir un degradado suave. Es muy importante recordar que no debemos mezclar de oscuro a claro, o el color más oscuro oscurece y ensucia el claro.

El kit de iniciación Ideal sería un estuche de colores acuarelables, un bloc de papel de más de 180 gramos de grano fino o satinado y un pincel redondo de pelo suave, en este caso recomendamos mucho el pincel rellenable de Pentel, por sus características y practicidad.

En conclusión, te hemos dado razones de sobra para que te lances a probar y disfrutar de los lápices acuarelables pues son la combinación perfecta entre pintura y dibujo, entre mancha y línea, entre arbitrariedad y control. Disfruta del proceso creativo y saca el máximo partido a tu material con los consejos Pincolor.

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña